Abdominoplastia

abdominoplastia

Qué es

La abdominoplastia es un proceso quirúrgico que consiste en extirpar el exceso de piel y la grasa abdominal y corregir la flaccidez muscular. Este exceso de piel y relajación de la pared abdominal se suele dar en pacientes que han tenido aumento de peso y pérdida posterior o en mujeres que han tenido varios embarazos. La abdominoplastia consigue un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha.

Procedimiento

La abdominoplastia se realiza a través de una incisión de una cadera a la otra, justo encima del pubis. Se realiza una segunda incisión alrededor del ombligo, para poder separarlo de los tejidos de alrededor. El tipo de anestesia más empleado para realizar una abdominoplastia es la anestesia general, durante la cual estará dormido hasta que finalice la cirugía.

En la mini-abdominoplastia se emplea una incisión mucho más pequeña, también encima del pubis sin ser necesaria la incisión alrededor del ombligo. (En la mini-abdominoplastia se puede emplear anestesia local más sedación).

En el procedimiento se separa la piel de la pared abdominal hacia arriba hasta alcanzar las costillas, los músculos de esta zona son tensados y unidos en la línea media para conseguir una pared abdominal firme y una cintura más estrecha. La piel separada es estirada en dirección al pubis y la piel sobrante extirpada; el ombligo se coloca en su nueva posición. Finalmente se realizan las suturas y se coloca un vendaje y un tubo de drenaje temporal para eliminar el exceso de fluidos que pueda acumularse en la zona intervenida. En la mini-abdominoplastia, la piel se separa solo entre la incisión y el ombligo, se extirpa la piel sobrante y se realizan las suturas.

Post-operatorio

Durante los primeros días el abdomen suele estar algo inflamado y pueden notarse algunas molestias o dolor que se controla con medicación. Según de la extensión de la cirugía, se podrá marchar a casa en unas horas o se deberá permanecer 2 ó 3 días en la clínica. Se recomienda no estirarse pero sí comenzar a caminar tan pronto como sea posible. Los puntos de la piel externos serán retirados entre los 5 y 7 días; los puntos internos, cuyos extremos salen por los extremos de la incisión, en 2 ó 3 semanas. El vendaje se sustituirá por una faja abdominal.

La vuelta a la normalidad

Puede llevar de unas semanas a unos pocos meses el volver a sentirse como antes. Si el estado físico previo a la cirugía es bueno, incluyendo una musculatura abdominal fuerte, la recuperación después de la abdominoplastia será más rápida. Algunas personas vuelven a su trabajo en unas 2 semanas, mientras que otras precisan 3 ó 4 semanas de reposo y recuperación. El ejercicio físico ayuda a recuperarse antes. No obstante, los ejercicios fuertes deben evitarse hasta que uno se sienta cómodo Las cicatrices pueden dar el aspecto de empeorar durante los primeros 3 a 6 meses mientras están en periodo de curación; esto es normal. Hay que esperar entre 9 meses y 1 año para que la cicatriz se aplane y aclare. A pesar de que las cicatrices no desaparecerán nunca, estas no serán visibles, incluso cuando se lleve bikini o bañador.

Resultados

En la mayoría de los casos los resultados son definitivos, siempre y cuando se acompañe de una dieta equilibrada y ejercicio periódico