Botox

botox

En qué consiste

La toxina botulínica es el tratamiento más contrastado y eficaz para rejuvenecer la mirada mediante el tratamiento de las arrugas del tercio superior del rostro: patas de gallo, entrecejo, frente y cejas. Además es una técnica preventiva para retrasar la aparición de nuevas arrugas. Los resultados son visibles unos tres días después del tratamiento y duran aproximadamente seis meses. Es un tratamiento seguro y rápido.

Este tratamiento se puede combinar con mesoterapia facial o infiltraciones de ácido hialurónico para conseguir un rejuvenecimiento aún mayor.