Otros peelings

otros-peelings

En qué consiste

Un peeling es un procedimiento dermatológico que acelera la renovación celular de la piel mediante el uso de una o varias sustancias químicas. Los peelings no tienen solo una función estética, sino que influyen en la salud de la piel. Es un tratamiento rápido, seguro y que no requiere baja laboral ni social.

Indicaciones

Existen diferentes tipos de peelings según el objetivo que queramos conseguir, despigmentantes, antiarrugas o para unificar el tono y la textura de la piel:

- Peeling Rejuvenecimiento: Tratamiento de arrugas y pieles fotoenvejecidas. Combina activos antioxidantes como el ácido ferúlico y la floretina. El peeling actúa neutralizando la acción de los radicales libres, unifica el tono y estimula la producción de colágeno y elastina para disminuir la profundidad de las arrugas.

- Peeling acné: Tratamiento de cicatrices de acné. Un peeling con ácido salicílico que produce una exfoliación suave y superficial de la piel para atenuar las marcas del acné.

- Peeling fotodaño: Tratamiento de pieles dañadas por el sol, de aspecto mate y apagado. El peeling renueva la piel y devuelve luminosidad.

- Peeling pre-infiltraciones: Tratamiento para preparar la piel antes de la aplicación de Botox, ácido hialurónico u otros materiales de relleno e infiltraciones.

Resultados

-Tono homogéneo y luminoso

-Mejora de las arrugas

-Activación del colágeno