Rinoplastia

rinoremodelacion

Qué es

La rinoplastia es la cirugía que modifica la forma y tamaño de la nariz, es un procedimiento común en cirugía plástica, reparadora y estética.

La rinoplastia puede disminuir o aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También corrige los problemas congénitos, los traumatismos y algunos problemas respiratorios.

Procedimiento

La rinoplastia se realiza siempre en quirófano, dentro de una clínica u hospital. Se realiza bajo anestesia local más sedación o con anestesia general, dependiendo de cada caso.

Durante la cirugía, la piel de la nariz se separa de su soporte, compuesto por hueso y cartílago, que es esculpido con la forma deseada. Finalmente la piel es redistribuida sobre este nuevo soporte.

Cuando se completa la cirugía, se coloca una escayola de yeso u otro material, que ayudará a mantener la nueva forma de la nariz. También se colocan tapones nasales en ambos orificios para evitar el sangrado y estabilizar el tabique nasal.

Post-operatorio

Tras la cirugía, los efectos principales son cara hinchada, molestias sobre la nariz y dolor de cabeza, que desaparecen con medicación. La hinchazón y los hematomas aumentan hasta alcanzar un máximo a los 2 ó 3 días pero desaparecen en unas 2 semanas. También es normal que durante los primeros días se produzca un ligero sangrado por la nariz. Después de una semana, o como mucho dos, se retira la escayola, y los puntos de piel, si los hay.

Vuelta a la vida normal

La mayoría de los pacientes que se someten a una rinoplastia se encuentran bien en 2 días, siendo capaces de volver al trabajo después de la retirada de la escayola.. Sin embargo, no se deberán realizar algunas actividades hasta que no pasen algunas semanas.

Resultados

Durante los primeros días después de la cirugía, la cara está hinchada y con hematomas. Día a día el aspecto mejora y en 1 ó 2 semanas desaparecen los hematomas y la hinchazón. La mejoría es progresiva y gradual, aunque un mínimo hinchazón puede mantenerse, sobre todo en la punta, durante unos meses. El resultado definitivo se obtiene en 1 año aproximadamente.

En algunos casos más complicados, no se consigue la perfección del resultado (asimetrías, irregularidades en el contorno nasal, etc.) por lo que puede ser necesario un retoque quirúrgico que en tal caso se realizará al año.