Varices

varices2

Tratamiento

El tratamiento indicado para las venas de mayor calibre que no son aptas para el láser, es la esclerosis de varices. Es un tratamiento no quirúrgico y ambulatorio. La técnica consiste en inyectar, con agujas de pequeño calibre, en el interior de la vena una sustancia química esclerosante con microespuma que produce una irritación interna de la vena y provoca su desaparición. Todo el trabajo se hace bajo control ecográfico, lo que permite visualizar en una pantalla cómo está reaccionando la vena tratada. El tratamiento no es doloroso y no requiere anestesia, el paciente puedo incorporarse a su vida normal inmediatamente después.

Sesiones

Depende del calibre de las venas tratadas. Para venas no muy gruesas solo es necesaria una sesión pero si hay muchas lesiones vasculares habrá que hacer el tratamiento al menos en dos sesiones ya que solo se puede inyectar una determinada cantidad de medicamento. La vena desaparece para siempre.