Dieta de la Zona

La llamada Dieta de la Zona fue creada por el bioquímico norteamericano Dr. Barry Sears. Más que una dieta, la Zona es un estilo de alimentación saludable que se basa en utilizar los alimentos como nuestra medicina. Explica cómo el buen funcionamiento de nuestro organismo depende de un delicado equilibrio hormonal, que se ve afectado por nuestro ritmo de vida y hábitos alimenticios. Para obtener el equilibrio se necesita una alimentación sana con las proteínas adecuadas, moderados carbohidratos y moderada en grasas.

La dieta se basa en varios principios:

– El control de los niveles de glucosa e insulina, aportando en cada comida las proporciones justas de carbohidratos (40%), proteínas (30%) y grasas (30%). No hay alimentos prohibidos, se aprende a tomarlos en las proporciones adecuadas para el organismo.

– Un aporte diario de ácidos grasos Omega 3, fundamental para la mejora del perfil lipídico (disminución niveles colesterol total, colesterol LDL, niveles de triglicéridos y aumento del nivel del colesterol HDL “bueno”).

Es un tipo de alimentación fácil de seguir aun cuando comemos fuera de casa. Éstas serían las pautas generales para mantenerse en La Zona:

a) Establecer 5 comidas diarias, sin dejar que pasen más de tres o cuatro horas de intervalo entre las comidas.

b) Incluir en cada una de las comidas: proteínas, hidratos de carbono y grasas, presentes principalmente en aquellos alimentos que nos aportan mayor beneficio y reduciendo el consumo de aquellos que menos nos benefician.

c) Beber 1,5 – 2 litros de agua al día.

d) Tomar diariamente un suplemento de Omega-3.

Siguiendo estas pautas conseguimos regular los niveles de glucosa e insulina, mejorar el perfil lipídico y consecuentemente la regulación hormonal de los eicosanoides, potenciando la síntesis de los “buenos” (PG1), y disminuyendo la síntesis de los “malos” (PG2, Tromboxano A2, Leucotrienos).

En Clínica Ordás contamos con un departamento de nutrición donde se enseña a seguir la Dieta de la Zona y a sacarle el máximo beneficio para nuestra salud.

Deja un comentario

Ir arriba