Eliminación de Ojeras

Existe la falsa creencia de que la pigmentación oscura de las ojeras no puede tratarse. Sin duda la zona del párpado inferior es un área delicada pero el tratamiento con láser aplicado por manos expertas es capaz de borrar ese inestético color oscuro debajo del ojo que afecta a muchas personas. La aparición de ojeras oscuras no tiene ninguna causa definida, surgen por la propia idiosincrasia de la persona o por una inflamación repetida de la zona. Pueden disimularse con el maquillaje, pero el tratamiento con láser es la mejor opción si se quiere una solución a largo plazo.


En Clínica Ordás tenemos una larga experiencia con este tratamiento y se ha convertido en uno de los más demandados. Es una técnica segura y definitiva pero que requiere de experiencia.




El láser que utilizamos para este tratamiento es el N-Yag de conmutación rápida que tiene afinidad por la melanina, por el color oscuro. La luz láser interacciona con el pigmento y lo deshace. Los macrófagos (células que eliminan los detritus del organismo) se encargan de eliminar esos pigmentos. El proceso es similar al de la eliminación de un tatuaje. El láser actúa sobre los pigmentos propios de la piel y los deshace.


Sólo se necesita una sesión para acabar de forma definitiva con la coloración oscura de las ojeras, que dura aproximadamente 30 minutos, pero será necesario un periodo de retiro de entre 8 y 15 días. En las semanas siguientes la piel quedará rosada en la zona que se ha tratado, pero poco a poco irá unificándose el color con el resto de la piel del rostro.




Una ventaja añadida de este tratamiento es que el láser provoca un efecto de retracción en el tejido y, por tanto, elimina las pequeñas arrugas del párpado inferior y mejora el aspecto general de la mirada

Deja un comentario