BLOG
Pieles atópicas: cómo afrontar el invierno con dermatitis
Jan 28 2019

Pieles atópicas: cómo afrontar el invierno con dermatitis

Seguramente notarás en invierno que tu piel está menos hidratada, puede que tus manos se resequen o agrieten y sentirás tus labios irritados. Son signos en la piel normales frente a un cambio de temperatura y clima. Pero para las personas que padecen dermatitis atópica, el invierno se puede llegar a convertir en la estación del año más complicada para lidiar con sus problemas dérmicos.

La dermatitis atópica es una enfermedad de la piel que afecta a personas de todas las edades. Se caracteriza por la extrema sequedad, la tirantez, el picor y la aparición de eccemas (inflamación de la piel). Con el invierno y las bajadas de las temperaturas, se produce una alteración de la barrera epidérmica. Es por eso que, sobre todo, en esta época del año, hay que proporcionar a la piel unos cuidados especiales.

Cómo evitar que aparezca un brote de dermatitis

La sequedad del ambiente provocada por el uso continuado de calefacción y estufas en invierno, hace que la barrera epidérmica de la piel sea más débil y, por lo tanto, favorece la aparición de eccemas. Para evitar esta situación, es necesario mantener hidratada la piel y seguir una serie de pautas que no la irriten.

  • Aplica cremas hidratantes todos los días, varias veces al día si fuese necesario. Mantener hidratada la piel a todas horas será el principal objetivo a conseguir durante el invierno. La aplicación de cremas hidratantes ayuda a retener la hidratación natural de la piel y a evitar los picores por excesiva sequedad.
  • Después de la ducha, utiliza la crema hidratante. Cuando sales de la ducha, el agua ha ayudado a hidratar la piel, por lo que hay que tratar que no se reseque. Para ello, es importante mantenerla hidratada con la ayuda de cremas específicas.
  • La elección de la ropa, más aún en invierno que nos cubre toda la piel, juega un papel muy importante si padeces dermatitis atópica. Elige prendas de algodón o lino, ya que permiten que transpire el sudor y no irritan la piel. Además, este tipo de tejidos son agradables al tacto y no provocan incómodos picores.
  • No utilices detergentes y suavizantes en demasiada cantidad. Los químicos de estos productos pueden llegar a irritar la piel si no se calcula bien las cantidades que se utilizan. Como en invierno usamos prendas de manga larga y pantalones que cubren todas las piernas, la piel está en continuo contacto con estos productos químicos. Lo más aconsejable es utilizar detergentes que no sean agresivos.
  • Acude a tu dermatólogo si no consigues frenar los accemas atópicos. Si a pesar de hidratar la piel durante el invierno, siguen apareciendo los eccemas rojos, las zonas escamosas en la piel y los picores incómodos, consulta con tu dermatólogo. En Clínica Ordás podremos aconsejarte sobre cuál es el tratamiento adecuado para tu tipo de dermatitis.
Pide cita

Centro Médico Autorizado por la Consejeria de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid. Nº registro CS6738

Dirección C/Padre Damián, 37. 28036 Madrid Contacto Whatsapp: 680 644 607 Teléfono: 91 343 14 32 Email: clinicaordas@clinicaordas.com Síguenos
Llamanos ahora
Contacta a través de Whatsapp