Eliminación de tatuajes y micropigmentaciones

En los últimos años ha surgido un aumento de la demanda de personas que desean eliminar algún tatuaje de su cuerpo por procedimientos menos invasivos. El láser es el procedimiento más idóneo para lograrlo y en Clínica Ordás somos especialistas en la eliminación de tatuajes en Madrid. Cualquier tipo de tatuaje ya sea de origen profesional, cosmético o debido a micropigmentación, puede eliminarse con láser. Cada grupo de colores se elimina con un tipo de láser diferente: el color negro se trata con el láser Q. Switched Neodimio yag, los azules y verdes con Alejandrita y los rojos y nacarados con láser de 532 nm. Estos láseres se combinan dependiendo de los colores del tatuaje. Los amarillos y blancos son más difíciles de eliminar, pero no imposibles.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

Aplicamos el láser sobre el tatuaje y este actúa sobre las partículas de pigmento, reduciéndolas en partículas mucho más pequeñas, que permiten que nuestro organismo las reabsorba y las elimine posteriormente. En el transcurso de 4 a 6 semanas nuestro metabolismo irá eliminando las micropartículas de pigmento. Gracias al láser logramos resultados excelentes en el tratamiento de tatuajes y las complicaciones son mínimas. Antes de comenzar con el tratamiento, nuestro especialista examinará el tatuaje y le indicará cómo será la intervención. Se suele requerir anestesia local de la zona, ya sea inyectada o en forma de crema.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

El número de sesiones dependerá del color del tatuaje, la complejidad del dibujo, de dónde se localice y de la profundidad del mismo. Las zonas en las que la piel es más fina son las que precisan menor número de sesiones. En zonas como piernas, brazos y espalda, la tinta del tatuaje se encuentra a mayor profundidad, por lo que requieren un mayor número de sesiones.
Ir arriba