¿Cuánto tarda la recuperación de una liposucción?

Al pensar en realizar una liposucción, una de las preguntas más usuales es cuánto tiempo llevará recuperarse. Se trata de uno de los factores que pueden resultar decisivos para efectuar esta intervención. A esta pregunta se le suele sumar qué tipo de hábitos debes evitar. Encontrar la respuesta a estas preguntas puede ser de gran ayuda para decidirte por este tratamiento.

Los tiempos de recuperación

Tras pasar por el quirófano, comienza el proceso de recuperación. El tiempo varía de manera significativa, en función de la zona del cuerpo donde se haya aplicado el tratamiento. Pero, por norma general, hablamos de un tiempo corto y una recuperación agradable. Lo relevante es seguir las indicaciones del personal sanitario ya que cada cuerpo es único.

El abdomen

Es una de las zonas más frecuentes para practicar una liposucción. Pasada la primera semana, podrás empezar a ejecutar tu rutina diaria, pero evitando el ejercicio. Para ello, deberás esperar alrededor de un mes. Para ayudar en la recuperación, se recomienda usar fajas compresoras y masajes específicos.

Los brazos

En esta zona del cuerpo influye mucho la cantidad de grasa retirada. Por norma general, podrás volver a la rutina pasadas 48 horas. Para la práctica del ejercicio, deberás esperar unos días más e iniciarlo de manera progresiva.

Las piernas

En este caso son necesarias sobre 72 horas, siguiendo una serie de consejos médicos de manera severa, como el reposo. A partir de ese punto, podrás volver a la rutina. El ejercicio deberá esperar algo más e irlo introduciendo de manera progresiva.

El proceso de recuperación

Es imprescindible seguir las indicaciones del especialista y acudir a las revisiones para asegurar un correcto resultado. Sin embargo, existe una serie de pautas básicas a seguir tras la intervención, divididas en tres fases:

  • Inmediatos: el reposo es crucial, además es necesario beber abundante agua. Es crucial no automedicarse y evitar tabaco y alcohol en las primeras 48 horas.
  • Recuperación: evitar desequilibrios o movimientos bruscos, utilizar prendas compresivas o efectuar las curas y seguir las pautas de higiene marcadas es crucial en esta fase.
  • Largo plazo: cuando estés totalmente recuperado, es crucial comer sano y practicar ejercicio para que los resultados perduren.

La visión de los resultados

Los tiempos de recuperación de la intervención son independientes de los de la visibilidad del resultado. Los definitivos aparecerán pasados unos seis meses. Esto se debe a que el cuerpo debe sanar por completo, es decir, reducir la inflamación, reabsorber los hematomas y cicatrizar de manera completa.

Para llevar a cabo este tipo de intervención es imprescindible contar con profesionales experimentados y con experiencia. La técnica de liposucción efectuada de manera correcta, acompañada de un seguimiento, es fundamental para lograr una recuperación rápida y un gran resultado final.

Deja un comentario