Liposucción láser, la nueva tendencia

¿Te interesa probar la liposucción láser, pero te da miedo este método? Sigue leyendo e infórmate de una nueva tendencia que está arrasando y promete revolucionar el sector de la belleza.

Aspectos clave de la lipoláser

Para empezar, debes saber que el lipoláser ofrece mejores resultados en los casos en los que hay grasa localizada con flacidez porque la piel se retrae y se adapta mejor. ¿Y en qué casos se recomienda? Habitualmente lo aconsejamos para tratar superficies amplias que requieren de una extracción de gran cantidad de grasa. Se trata de un tratamiento poco invasivo y que consigue grandes resultados a corto plazo.

Está pensada para personas que quieran eliminar grasa localizada. Y está especialmente indicada para aquellas que deseen conseguir una piel más tersa y suave. Además, las sesiones de lipoláser normalmente duran entre 1 y 2 horas dependiendo del tamaño de la zona a tratar.

Esta técnica está asistida por un láser, que se usa para generar la lipólisis de grasa localizada. Es un proceso que convierte los lípidos en ácidos grasos. Posteriormente, se procede a eliminar la grasa localizada mediante el proceso de la liposucción con resultados muy satisfactorios.

El sistema del que hablamos emplea la tecnología láser con una longitud de onda adecuada para licuar con la grasa y tensar la piel en las áreas específicas de tu cuerpo. Podemos reducir la grasa y la laxitud de la piel para mejorar la apariencia de tu abdomen, las caderas, los muslos, los flancos, las nalgas, los brazos, el cuello y la barbilla.

Este nuevo tratamiento es un procedimiento diseñado con el objetivo de reducir los efectos secundarios, así como el tiempo de recuperación.

Un procedimiento menos invasivo e indoloro

Se utiliza la luz del láser para conseguir la destrucción de los depósitos de grasa localizada. Se realiza una incisión en la zona a tratar para poder absorber la grasa.

Debido a que el procedimiento es menos invasivo que la cirugía de liposucción estándar, se traduce en menor dolor y te ofrecerá excelentes resultados de forma prácticamente inmediata.

Ventajas

Te beneficiarás de incisiones más pequeñas, de una menor pérdida de sangre y hematomas, todo ello te permitirá notar una mejora de la piel.

Una de las principales ventajas que conlleva son los resultados estéticos naturales, con una mejor adaptación de la piel a la nueva silueta. Además, evita la flacidez y facilita la fácil adaptación de la piel. Por lo tanto, la recuperación es mucho más corta y más liviana.

En definitiva, con la liposucción láser tendrás una recuperación rápida, una reducción de la inflamación y hematomas, podrás corregir zonas complejas de tu cuerpo y poco accesibles y mucho más. ¡Di adiós a las zonas de flacidez!

Deja un comentario

Ir arriba